Madeleines



Dulces momentos van despertando en la memoria, se instalan como los últimos rayos de sol que cobijan sin prisa al otoño, se cuelan entre sus hojas bañadas de tiernos ocres y resbalan entre miradas delicadas que desnudan el alma y la sensaciones de la piel.  Momentos que no se olvidan, que laten incrustados en los sabores que sorprenden, que llenan de dulzura, y armonizan cada pequeño instante en que los sueños se vuelven día a día, un puente hacía la realidad.


Sonando bajito..."Candy lady".



Ingredientes:

  • 70 grs. de harina de almendra.
  • 20 grs. de miel de agave(pueden usar miel de colmena, de maple, etc.).
  • 1 cdita. de jugo de limón.  
  • 30-40 ml. de aceite vegetal.
  • 2 huevos.
  • 50 grs. de almendra fileteada.
  • 1 pizca de sal .
  • 1 cdita. de  polvos para hornear (pueden omitirse).

Preparación:

  1. Batir los huevos hasta esponjar.
  2. Incorporar la miel y mezclar suavemente y el jugo de limón.
  3. Mezclar con el aceite y seguir mezcando.
  4. Incorporar la harina de almendra, sal, polvos  para hornear, y la pizca de sal, hasta tener una masa espesa.
  5. Al final agregar las almendras fileteadas e incorporar todo.
  6. Rellenar cada espacio del molde de madeleines, previamente engrasado con una cucharada de la mezcla.
  7. Dejar reposar cinco minutos en la nevera y hornear a 160ºC de 8-10 minutos.
  8. Dejar enfriar antes de desmoldar, y dejarlas sobre una rejilla.
** Para golosos: servir acompañadas con una buena cucharada de  buena mermelada.




El primer recuerdo que viene a mi mente de este bizcochito, es el juego de la hora del té,  mi Madre nos llevaba madeleines(compradas), para acompañar nuestro juego de té y mermelada,  porque  servía el té de verdad, era un ritual que me encantó, desde que  mi Padre me hablo sobre las geishas, (como  se habrán dado cuenta a pesar de mis esfuerzos por no ser tan obvia,  siempre tuve una familia alocada y ecléctica, mezclando ideas, sabores y costumbres varias), de esta forma estos bizcochitos franceses pasaron a ser parte de nuestros juegos  alguna que otra tarde.


 Así que cuando  recibí un regalo muy especial y altamente adictivo desde el otro lado del charco,  de manos de una persona llena de creatividad, talento y mucha buena vibra, no dude ni un momento en que un tarro de mermelada, sería dedicado a una tarde de té en casa, para consentirnos con buenos recuerdos y sabores que compartimos desde hace años en familia.

 Esta es mi versión particular de las madeleines, el resultado fue delicioso, no eche para nada de menos, el sabor a mantequilla (si no me vean raro),  la harina de almendra y las yemas de huevo son suficientes para dar esa cremosidad que se vuelve un vicio con estos bizcochos, que unidos al jugo de limón le aportan un toquecito ácido que equilibra estupendamente el dulce de la miel de agave.  Y ni que decir, de lo  crujiente de las almendras fileteadas, un bocadito ideal, que relleno de mermelada se vuelve una tentación que no van a querer evitar.



 Espero que prueben esta versión de madeleines, pero sobre todo que no se queden sin hacer y probar en casa,  estas deliciosas mermeladas que Raúl (El oso con botas), me hizo llegar generosamente desde su Madrid, hasta mi tierra.  Solo  puedo decirles sobre ellas, que termine yo solita a cucharadas la mermelada de rosas y pistachos, en menos de una semana, que la mermelada de calabaza  a la antigua, fue devorada en la semana siguiente por mi familia en bollitos, panqueques y sandwiches de queso.

El único tarro que escondí hasta no recordarlo (y me costó no hacerlo)  fue esta irresistible mermelada de albricoques y flores de sauco, que es la locura y el toque final para las madeleines,   Muchas gracias de nuevo Raúl,  serás terriblemente bien correspondido, cuando menos lo esperes.


Que tengan un buen fin de semana, lleno de buena vibra!

40 comentarios

  1. Cielo, ¡qué envidiaaaa!
    Esta magdalenas deben de ser una perdición, y con mermeladas de Raúl, ya la muerte en vida!!
    Me encantan las madeleines, son el bollo que más me gusta (sí, soy de bizcochos en todas sus derivaciones...) pero nunca he conseguido encontrar LA receta que me transporta a estas meriendas de la infancia disfrutando de mis madeleines alargadas directamente cogidas de la bolsa, ummmm...
    Un beso grande preciosa, ¡que tu fin de semana sea brillante y lleno de cariño!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla, Mayte! Te han quedado riquísimas! y con esa mermelada...todavía mejor!
    Me llevo tu receta: seguro que están exquisitas!
    Las fotos me han encantado!!!
    Un beso y buen fin de semana para ti también!

    ResponderEliminar
  3. que buenas que deliciosas , me llevo una par con mi café !!

    ResponderEliminar
  4. Los recuerdos, qué haríamos sin ellos....
    Me parecen unos dulces sumamente delicados y perfectos para un café
    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. estoy contigo que esta version de madeleines con la harina de almendra y las yemas de huevo son suficientes para dar esa cremosidad y no encontrar a faltar la mantequilla.
    Exquisitas Mayte
    Buen finde
    Bss

    ResponderEliminar
  6. qué ricas y qué originales!...ahh y enhorabuena por esas fotos tan bonitas!

    ResponderEliminar
  7. Desde luego que no me extraña que hayas salido tan DELICADA, preparando manjares y demás con una FAMÍLIA como la tuya tan llena de DETALLES.
    LAS MADELEINES... AUTÉNTICAS!!! Las MERMELADAS DE TU AMIGO... CON CLASE Y SABOR..
    Qie más se puede pedir para una MERIENDA...
    Disfrutarla, eso es lo principal!!!
    UN ABRAZO CORAZÓN :)))

    ResponderEliminar
  8. En ocasiones no se si vengo o voy de cruzar el puente...con las madeleines seguro que se hacen efimeros los momentos en los que no sé por donde ando. ♥

    ResponderEliminar
  9. hola Maite!!! estupendas madeines y estupendas fotos, no me extraña que te hayan elegido para las fotos de un libro, te felicito guapa!!! un besuco

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla! De verdad que venir por aqui siempre es una delicia! Las " madeleines" son mi perdición, es que es sólo ver su formita y me encanta!
    Tus fotos son sensaciones!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¡Claro que probaré tu versión!, se ven deliciosas. Buen finde para ti también.
    besitos

    ResponderEliminar
  12. Mayte querida... qué buena pinta estas madeleines y encima con esa mermelada de albaricoque y saúco...qué maravilla!!!! qué meriendas, que recuerdos tan lindos de juegos familiares!!!! bonito y hermoso, tener esos tesoros.
    Un beso preciosa!
    Buen fin de semana...me encantaron estas fotos tan luminosas!!! y tus uñas azules!

    ResponderEliminar
  13. Me vuelven loca estas pequeñas maravillas. Siempre digo que solo comeré una pero soy débil y no me contento con solo una. ¿Tienes molde circular? Es muy curioso. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. Qué ganas de hacerlos Mayte!! que maravilla y con esos ingredientes tan naturales, genial genial, deseando probarlos...Buen fin de semana!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Están diciendo ¡cómeme! Tienen que estar buenísimas. Nunca he visto ni utilizado la harina de almendra, pero tomo nota. Por cierto, vaya cambio fotográfico. ¡Viva la luz!

    ResponderEliminar
  16. Muy ricas! Yo también he notado tu cambio de paleta de colores, y el toque de uñas en cyan, me encantó. Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  17. Vaya con harina de almendras!!! lo probaré! las he hecho de limón y choco, estas me las llevo también. Buen finde guapa! Bss

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué mermeladas tan guays!, y las madeleines me chiflan.
    Un beso Mayte, qué bonito lo que cuentas y qué bien.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  19. No te puedes imaginar Mayte lo feliz que me has hecho. Adoro estas madeleines,, pero maldita sea! me encanta a mantequilla, pero nooo su ácidos grasos saturados... me has salvado lal vida, jajaja, ya no tengo excusa, si tu no echas de menos la mantequilla, yo tampoco, así que me pondré manos a la obra con la receta. Ten han salido preciosas y esponjosas, una delicia, y además con mermeladas de nuestro Oso con botas! que más se puede pedir?, esto es un LUJO. Un besito desde un rincón de Asturias.

    ResponderEliminar
  20. Mayte, pues con familias distintas, jeje, pero los recuerdos son parecidos. Estos dulces también me recuerdan a mi infancia y por supuesto eran comprados. Geniales y seguro que con esas mermeladas tan ricas ya extraordinarias. te felicito porque consigues darles el aspecto perfecto. Gracias por la receta y besinos.

    ResponderEliminar
  21. Tengo unas ganas de hacer madeleines que ni te cuento, pero no tengo el molde... lo tengo que conseguir. te han quedado espectaculares Bs

    ResponderEliminar
  22. Guau pedazo SORPRESA te ha dado Raúl, que generoso, un DETALLAZO por su parte !!!
    Tú has rendido buena cuenta de ellas, y que alegría que hayas decidido hacer estas deliciosas madeleines, me encantan, pero ... sobre todo me encanta la luz que tienen hoy tus fotos !!!

    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  23. HAces de lo sencillo,algo maravilloso,me encantan así,con harina de almendras que le dan una suavidad y cremosidad única.
    Detallazo de Raul,vamos para hacerle la ola ;)

    Buena vibra preciosa!!!!

    ResponderEliminar
  24. sin duda, cuando vea este molde lo compro porque quedan preciosas!
    =D

    ResponderEliminar
  25. Siempre me ha encantado la forma de las madeleines

    ResponderEliminar
  26. No sé por dónde empezar si por las madeleines o por las ricas mermeladas. De todas maneras esas madeleines sin mantequilla me vienen genial, ya lo sabes y se ven tan deliciosas que no me importaría que me acompañaran al té con una preciosa geisha (me fascinan estas mujeres).
    Un beso, preciosa
    Disfruta del fin de semana

    ResponderEliminar
  27. No conocía tu blog, he llegado de casualidad, y llevo un ratito dando vueltas y me encanta todo lo que he visto.
    Tengo muchas ganas de probar las madeleines, tengo el molde pero aún no lo he estranado, creo que tu receta va a ser la primera!
    Un saludo, y con tu permiso me quedo en tu blog.

    ResponderEliminar
  28. Es una gozada venir a verte, siempre nos recibes con alguna delicia.
    Me encanta el paso a paso de las fotos, y la luz!!!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  29. Te quedaron perfectas!.....ya las imagino y me encantan....pero con esas mermelada.....Gloria pura!....disfrutalas!!..........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  30. Un bocado perfecto y unas fotografías que apetece acariciar. Fantástico!

    ResponderEliminar
  31. mmm, qué maravilla! se ven tan esponjosas y apetecibles, te quedaron perfectas. un beso

    ResponderEliminar
  32. Me encantaría probar esta versión tuya ahora mismo!

    ResponderEliminar
  33. Deliciosos bocados y la fotografía muy diferente a la que nos tienes acostumbrados, pero también divina y especial...y ese molde de las Madeleins, por favor!!!!

    Besos y buenas noches

    ResponderEliminar
  34. Muchas gracias...la verdad es que las madeleines, son un gusto, con ese toque de miel, su color explota al máximo, no son empalagosas y si con mucho sabor, espero que las prueben, ya saben cualquier cosa, un correo;)

    Mucha buena vibra a repartir!!!

    ResponderEliminar
  35. Oooooooh! que delicia, Mayte!!! Y como te quiere la gente!!!! Que lindo, de verdad!!!! Las melmeladas són una locura, aunque no acostumo a tomar siempre que hago o me cae un bote en las manos, me derrito ante él.

    Un fuerte abrazo, guapa, que tengas una feliz y enorme semana!!!!

    Pd. el color de las uñas, total!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! :))

    ResponderEliminar
  36. vaya madeleines ricas!!! A mi hija le encantan. Claro que con esas mermeladas que te han regalado, hummmmm

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  37. Deliciosos bocaditos de bizcocho... y no sabría por cual mermelada decidirme ¡Qué detalle chica!
    Está genial que no se pierdan las costumbres Mayte, estoy segura habrás vuelto a disfrutar como aquella niña que llevas escondida.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  38. Jo que delicia, te han quedado estupendas! me chiflan las magdalenas y en la versión francesa aún está pendiente! pero ya tengo el molde así que ya te contaré! gracias y saludos

    ResponderEliminar
  39. Jo que delicia! te han quedado estupendas! me chiflan las magdalenas pero la versión francesa la tengo pendiente! pero ya tengo el molde así que manos a la obra...gracias y saludos,

    ResponderEliminar

 Instagram

2010- © RÚSTICA|Todos los Derechos Reservados
Términos y Condiciones| Política de Cookies