Chongos Zamoranos

martes, 10 de diciembre de 2013



En silencio el viento despeina el alma, se alebrestan los sentidos, con el latido de la tierra que me reclama en la distancia, cuando las mañanas se levantan entre montes y colores que en ningún otro sitio son iguales a los que la mirada se posa desde la memoria.  En silencio late el corazón arropada del frío, todas las sensaciones se bordan en mi piel, como el  jorongo lleno de colores que me cobija en la ausencia de aquél que se funde en mis brazos...vibrando mis raíces, fuertes en sabores que me llenan la vida.

Sonando Bajito..."Latinoamerica-Moyenei"



Ingredientes:

  • 2 litros de leche.
  • 10-15 gotas de cuajo líquido o 2 tabletas hechas polvo.
  • 1-2 taza de azúcar morena.
  • 1 chorrito de una buena esencia de vainilla.
  • 1 rama de canela  partida en cuatro.
**Si usan cuajo liquido, leer previamente las instrucciones, cada marca es diferente, y se necesitan más o menos gotas.

**Anotaciones extras: Si les gusta muy dulce y almibarado, pueden agregar una taza de azúcar más.

Ingredientes Alternativos:

  • 2 litros de leche vegetal, suelo hacerlos con leche de soya para una amiga.
  • 1-2cucharadas de cloruro de magnesio.
**  Llevar a hervor la leche de soya, retirar del fuego y agregar el cloruro de magnesio. Pasar por una gasa fina o para retirar el exceso de liquido, hacer cortes  desprolijos y dejar en el almíbar. 
Almíbar: con el azúcar, un poco de agua y la canela, preparar un almíbar. Obviamente el color no será tan intenso como el del procedimiento tradicional, pero es una opción rica, para quien no consume leche de vaca.


Preparación:

  1. Llevar a hervor la leche, retirar del fuego  y dejar hasta que este tibia.
  2. Agregar el azúcar,  y si quieren usar la vainilla, este es el momento, removiendo suavemente, enseguida el cuajo, ya sea en liquido o la pastilla hecha polvo.
  3. Llevar a fuego medio de nuevo, hasta que rompa hervor y se forme la cuajada por encima, en ese momento bajamos el fuego al mínimo y hacemos cortes grandes ayudándonos con las ramas de canela a lo largo y ancho.
  4. Dejar al fuego lento por dos horas.
  5. Retirar del fuego, dejar enfriar a temperatura ambiente y refrigerar  como mínimo 12 doce horas.
**Se pueden acompañar de pan dulce o pan de yema.






Los chongos se consumen en casa desde que tengo memoria, es una herencia de sabores por parte de mi Madre y su tierra, Michoacán.  Su nacimiento esta reñido entre la época colonial en los conventos asentados en  Zamora, Michoacán,  otra versión que es la más me gusta es la de la joven enamorada que haciendo queso, se equivoco y añadió azúcar  en lugar  sal, de ahí que se le conozca también como "queso dulce".  Su nombre viene de esa forma curiosa que toma, como el de un chongo enredado en la cabeza, aunque yo siempre los he visto como pequeños corales dorados y suaves.

Su sabor es delicado, con un toque irresistible de canela que se funde en la suavidad de los recovecos almibarados de los chongos.  Algunos dicen que su sabor es parecido al de las natillas, y parte de su procedimiento es muy parecido a la cuajada, pero su consistencia es diferente,  toda una aventura la primera vez que se prueban.  A mi me fascinan, se pueden usar ademas para hacer helado o tartas, un sueño total.  Espero que disfruten de este postre tradicionalmente   mexicano que no pueden dejar de probar.

Que tengan una semana llena de la mejor vibra!

46 comentarios

  1. huau, satisfactoriamente sorprendida!!!! no imaginaba esta receta y sin embargo me ha parecido preciosa y que ha de ser buenísima... Además gracias a Virginia tengo cuajo químico, así que puedo probarla en cualquier momento....
    Me gusta mucho Mayte, parece rico, rico, y esa metáfora tuya de que parece coral me parece preciosa. Parece que Raúl acertó la receta que ibas a a hacer.... Pues habrá que probarla.... Las fotos, preciosas una vez más.
    Feliz semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. ME GUSTA TU QUESO DULCE!!!
    Besitos mi niña llenos de cariño :)))
    Conxita

    ResponderEliminar
  3. Mayte, me encanta esta receta, pero tengo una pregunta.... en qué momento se usa la esencia de vainilla en la receta?
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay si es que soy un desastre con patitas!!

      Ahora mismo lo corrijo, va junto al azúcar :D

      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Gracias guapa, a ver si me puedo poner esta semana a hacerla :)
      besos

      Eliminar
  4. pues me lo acabas de presentar y menuda pinta tienen! estas recetas tradicionales me encantan! un besote

    ResponderEliminar
  5. No tienes ni idea de las ganas que tenía de tener una buena receta de chongos zamoranos. Recuerdo que de pequeño íbamos a un restaurante de comida mexicana y siempre los pedía de postre. Esa textura y ese sabor nunca se me olvidarán. Creo que al ver leche y "a la mexicana" en el FB inmediatamente pensé en esta delicia vuestra. Recuerdo que estuvo un chico mexicano en la escuela y le pedimos que diera un curso de cocina mexicana -por supuesto que le dije que hiciera los chongos ;)- pero el curso no se llego a dar nunca. Ya veras como estos chongos los hago "YA". Un abrazo y que tengas una media semana estupenda…y que no falten las buenas vibras.

    ResponderEliminar
  6. Sí la versión de la joven que se equivoca y echa azúcar, elaborando así un queso dulce es más "romántica", JEJEJEJE. Tiene que estar muy bueno (no sabía que en México había otra Zamora). Bs

    ResponderEliminar
  7. que ricura, me parece delicioso, yo recuerdo de pequeña como mi madre me preparaba todos los lácteos con azúcar y canela, hasta las sopas de pan. Esta receta tengo que hacerla, porque la combinación me recuerda a mi niñez, delicioso! bssss

    ResponderEliminar
  8. Pero qué receta tan deliciosa!!!!! Parece tan cremosa... Tengo que probarla. Un beso grande grandeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  9. Tienen una pinta estupenda y decirte que me encantan estas recetas tan tradicionales que nos hermanan y nos hacen viajar ...Muchas gracias por acercarnos un poquito más la gastronomía de tu tierra...

    ResponderEliminar
  10. Bueno bueno.. siempre me sorprendes.. que receta original y me gusta la historia que hay detrás.. muy tierna :-)
    Un beso MUY grande Mayte y feliz semana!!! Xx

    ResponderEliminar
  11. Es la primera vez que veo algo parecido, cómo me gusta aprender cosas nuevas de otras culturas... la magia de compartir en la red, jajaja.
    No se si me atreveré con la receta pero es muy atrayente su textura y seguro que también su sabor... si me animo te cuento.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Tiene una pinta estupenda y es un lujo que nos enseñes estas recetas tan tradicionales y de otras culturas.
    Bss

    ResponderEliminar
  13. fantástico postre!!! y maravilla de fotos Mayte, bss

    ResponderEliminar
  14. Puedo decir que tú cocina no deja de sorprenderme, desconocía los chongos zamoranos y ya veo lo que me estaba perdiendo, para mi lo difícil es encontrar el cuajo tengo que pedirlo a UK si lo quiero vegetal pero que sepas que anotada queda para cuando pueda cocinar esta delicia.
    Un beso bella, que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  15. Que receta mas interesante Mayte!!! No la conocia pero estoy segura deq me va a encantar, adoro la cuajada, el requeson....y creo q tus chongos se asemejan a estos platos. ¡los tengo q probar!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  16. Es la primera vez que veo este postre y al ver las fotos la sensación que tenía era que debía ser de una receta de las de casa de toda la vida, de tomar al lado del fuego y con historias de por medio. Prefiero la historia romántica para un postre como este.Besos.

    ResponderEliminar
  17. No la conocia, pero se ve espectacular.

    ResponderEliminar
  18. Nunca había oído hablar de este dulce pero estoy segura que en cuanto se la enseñe a Javi no me va a dejar tranquila hasta que se la prepare y más si es una receta de Michoacán. Mi marido es un enamorado de tu país y no sabes la de veces que comentamos que tenemos que volver. ¿Has visto el video musical de la canción "Llorar" de Jesse % Joy con Mario Domm? Está rodado en Michoacán y desde que lo vi me encantó.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  19. Se ve muy rico!
    Nunca lo había oído hablar de el.
    Y las fotos como siempre preciosas.
    Un besito y feliz día

    ResponderEliminar
  20. Me recuerdan mucho a los calostros que preparaba mi madre en casa cortando la leche con limón y acompañándolo de azúcar os miel. Siin duda que el almíbar, la vainilla y la canela le dan otra dimensión a esta leche cuajada que me encantaría probar, jajajajaja eso ya lo sabes, verdad?. Voy a probar ha hacerlos los calostros con el almíbar y te cuento
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  21. Como no puede ser de otro modo, venir a tu cocina es sorprenderse y salir ANONADA y con los ojos como platos.

    No conocía los chongos, un nombre bastante original, el cuajo no lo he visto nunca, con lo cuál no creo que pueda probarlo, a no ser .... que me toque la lotería y pueda ir a verte y que tú me lo prepares, ainsss, siiii soñar es gratis.

    Mil besos preciosa y feliz semana

    ResponderEliminar
  22. No conocía esta receta tradicional de México, pero se ve rico este queso dulce.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Qué interesante! no los conocía.
    Y el cloruro ... sustituye al cuajo?
    Unas fotos preciosas!!

    ResponderEliminar
  24. ay madre!!!! he tenido que leer dos veces la receta porque con la foto no me hacía a la idea de qué era. Me la guardo porque me has dejado bien intrigada. Muchos besitos reina

    ResponderEliminar
  25. Me encantan los chongos! como para chuparse los dedos. Mi mamá los hacía cuando se cortaba la leche
    Gracias por la receta, un tesoro.

    ResponderEliminar
  26. Como siempre una delicia pasarse por aquí...que arte!!
    Bss

    ResponderEliminar
  27. que cosa más rica y se ve muy bueno Mayte!! un abrazo!!

    ResponderEliminar
  28. Muchas gracias a tod@s, por esa magia que me dejan en cada palabra, por compartir sabores, espero que prueben estos chongos porque son una ricura!!

    Buena vibra a repartir.

    ResponderEliminar
  29. Me encanta esta receta mi bella Mayte ;)..sabes que justo ayer mirando en mi despensa vi que tenia un frasco de cuajo y que no sabia que hacer con él???..creo que el destino puso estos chongos en mi camino..porque no debo tirar nada, verdad??? ;)
    Como me gustan las recetas tradicionales, tan de la tierra, esas recetas que se viven desde la infancia y que quedan grabadas en el recuerdo :)
    cada día me gustas más...que haremos cuando ya no quepa ni un trocito más en mi???...reventaré???? ;)
    Feliz fin de semana amiga bonita!!! <3


    ResponderEliminar
  30. No conocía este ingrediente, me parece de lo más original...gracias por la vibra;) para tí también. Un besazo

    ResponderEliminar
  31. Mayte, he visto el nombre de la receta y enseguida he pensado: ¡Anda, una receta de la tierra de mis padres! Y rauda y veloz he bajado a ver las fotos para ver con qué las identificaría. Y ooooh, mi sorpresa ha sido ver que no me resultaba nada familiar. Otra sorpresa que me he llevado es saber que en Méjico también tenéis una ciudad, o una provincia, que se llama Zamora, que también la hay en España y que es de donde mis padres son oriundos.

    Tengo un familiar ganadero y cuando voy a verlo me suele dar leche para hacer cuajada. Por lo tanto, como ves, la conexión sigue estando ahí. La receta me ha parecido muy sorpresiva. Es como comer migas de cuajada, ¿no?

    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  32. Que rico! y más con ese toque de canela. Me encanta la receta.
    Buen finde!
    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  33. He aprendido varias cosas con tu post de hoy guapa.
    Primero, me has dejado con la boca abierta con esta receta...¡TIENE QUE ESTAR BUENÍSIMA!, segundo, también he aprendido que les decís "chongos" a los nudos del pelo...me ha encantado la palabra.....y la historia del azúcar en vez de sal también me la he aprendido......ya ves.....multi educacional reina.
    Un besazo
    Marialuisa
    PD. FELIZ NAVIDAD
    Y que la felicidad y la salud se queden en nuestras casas

    ResponderEliminar
  34. No lo había oído nunca y me has dejado impresionada, no solo por la receta sino también por la fotografía.
    Espectacular es poco, alucino contigo.
    Un besito y FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  35. Mayte,

    Qué descubrimiento tan maravilloso. Ultimamente me llaman mucho la atención los postres tradicionales, de esos que uno recuerda porque se los preparaban sus abuelas o las mamás. Y cuando veo tus chorongos eso es precisamente lo que me viene a la cabeza. Esos sabores que se nos meten hasta el tuétano durante la niñez. ¡Me encanta! Sobre todo, como a ti, la leyenda que dice que por error esa doncella utilizó azúcar en vez de sal y así fruto de ese error nacieron estos chongos. Qué bonito.

    Un besio y Feliz Navidad preciosa :)

    ResponderEliminar
  36. pero bueno, esto que es??
    nunca antes oí hablar de ello pero te aseguro que no me ha dejado indiferente!
    Buena semana wapa!

    ResponderEliminar
  37. Tus fotografías hacen más irresistibles al los chongos, si cabe.
    Tienen que estar deliciosos.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  38. Yum-yum, se ven deliciosos!!! Se me antojaron muchiiiisimo, la verdad es que jamas me han salido, pero voy a intentarlo de nuevo con tu receta. Me encantaron las fotografías!!

    Feliz 2014!!

    Que tengas un gran día!!
    Besos,
    Diana

    http://raspberry-bloom.blogspot.mx

    ResponderEliminar
  39. oye muchisimas gracias por la receta, pero te queria comentar no me quedo con la concistencia que a ti te queda no se en que falle o si me hace falta algo, los deja como tres horas en el fuego para ver si se hacian de esa manera pero fracase, de sabor estan riquisimos no se si me pudieras orientar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eraok, te he mandado un correo, revisa tu bandeja, pero si a alguien le sucede lo mismo, posiblemente sea cuestión del tipo de cuajo, a veces el líquido es un poco más dificil de controlar según la marca, sigue las instrucciones del fabricante y si encuentras cuajo en pastilla, seguramente sea más estable. También es importante la temperatura de la leche, en cuanto esté tibia.

      Buena vibra!

      Eliminar
  40. Buscaba la receta original y creo que ésta es, todavía no los preparo, pero creo que me van a quedar buenísimos. Soy mexicana pero tengo 17 años de vivir en otro país y a veces siento añoranza, así que el disfrute será doble.

    ResponderEliminar
  41. Hola mucho gusto.
    Me gusto la de la leche de soya y la vegana.Me podrias dar mas pasos o maneras de hacerla bien abien..no se que hice malque van dos veces que intento y se hace un como tiradero de bolitas una vez y la segunda se hzo xomo pedacitos..Gracias

    ResponderEliminar
  42. Hola Sabaziux, todo depende del tipo de cuajo que estés utilizando. Tienes que seguir las indicaciones del producto que hayas comprado, las medidas que doy en esta receta son orientativas, por lo general cuando no cuaja la leche, es porque ha hecho falta cuajo, pero te recomiendo que revises las instrucciones del producto y tengas cuidado al momento de llevar a hervor la leche, siempre debe ser a una temperatura media y muy baja cuando la dejas cocer el resto del tiempo, hay que cuidarlos y estar al pendiente.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Instagram

2011- © RÚSTICA | Todos los Derechos Reservados
Términos y Condiciones| Política de Cookies