Bacalao de Cuaresma



La primera vez que el sabor delicado y carnoso del bacalao inundo mis sentidos, fue una navidad hace más de veinte años.  El responsable de hacerme adicta a la carne de este pescado, fue mi Padre, cada año preparaba con cuidado, con paciencia su bacalao a la vizcaína, lleno de sabores que fundidos en uno se convirtieron en uno de mis platos favoritos.

La memoria es inagotable, guarda, recopila, atesora cada instante que nos llenan el Alma y acunan las ausencias, haciendo Inmortales esos recuerdos.




Hoy comparto con ustedes un bacalao de Cuaresma,  cocinado especialmente para Memòries de una Cuinera.  



Ingredientes:

  • 2 redondeles de bacalao fresco o desalado.
  • 1 cda de harina salpimentada al gusto.
  • Aceite el necesario.
  • Medio puerro rebanado.
  • 2 jitomates-tomates cortados en cubos.
  • 1 pimiento rojo cortado en cubos.
  • 1 diente de ajo picado finamente.
  • 1 zanahoria.
  • 3-4 galletas crujientes o una rebanada de pan duro, desmoronados.
  • 1/4 de taza de vino blanco.
  • 1/3 taza de puré casero de tomate.
  • Sal y pimienta.
  • Pimentón al gusto.
  • 1 chile rojo seco desmoronado.



Preparación:

  1. En una cacerola honda, poner a calentar a fuego medio bajo un par de cucharadas de aceite de oliva.
  2. Agregar  puerros y ajo. Dejar sancochar unos minutos.
  3. Agregar luego los pimientos y dejar cocinar hasta que estén suaves.  En ese punto integramos el tomate, hasta que este blando. Poner dentro el vino y dejar evaporar, enseguida  puré, el chile, y pimentón y las galletas o pan, integrando todo perfectamente hasta formar una salsa espesa.
  4. Si se siente muy densa, se puede agregar un poco de caldo o agua tibia.
  5. Dejamos enfriar un poco y licuamos, pasamos por un colador para tener una salsa suave.
  6. La devolvemos al fuego y mantenemos caliente a fuego bajo.
  7. En una cacerola ponemos un chorro de aceite a calentar a fuego medio.
  8. Pasamos los redondeles de bacalao por la harina sazonada, sacudimos el exceso, procurando tener una capa fina.   
  9. Freímos un par de minutos por cada lado o hasta que tome un color dorado la costra de harina
  10. En un plato hacemos un espejo con la salsa, colocamos encima un redondel de bacalao y decoramos con tiras de pimiento rojo asado y hierbas.



La costra dorada del bacalao, hace un contraste de texturas junto a la salsa muy rico.  Un platillo sencillo,  pero lleno de sabor.


Que tengan un bonito Domingo, mañana...más.


30 comentarios

  1. No sabes como amo el bacalao.....y lo que significa para mi....bacalao era en casa la comida de Viernes Santo....como no se comia carne.....era bacalao y panzotti con salsa de nueces....me trae recuerdos y nostalgia.....vivencias que no volveran......pero al recordarlas las vivo de nuevo y me hacen feliz......Canallita como me has hecho recordar!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  2. Otra vez, ¡genial!.
    Cuanta sabiduría, en un padre. Y que bien aprendiste.
    Bendita memoria, inmortal.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la receta, que sabroso se ve y una forma distinta a las que conocía.

    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
  4. Mi padre es también un amante del bacalao a la vizcaína, pero él no sabe prepararlo...
    Cuando un plato viene, además de con sabores extraordinarios, cargado con recuerdos, es mucho más que un plato, verdad?

    ResponderEliminar
  5. Muy buena receta.Como siempre las fotos fantásticas.
    Bessos

    ResponderEliminar
  6. ¡ Delicioso el bacalao !
    Mis recuerdos se remontan tambien hasta la niñez. E incluso me lo comía salado arrancando pellizcos de la hoja que estaba colgada en la despensa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Que delicia!!! Te quedo espectacular!

    Un saludo :0)

    ResponderEliminar
  8. No soy muy amante al bacala; pero me encantó ese precioso relato de tu padre. La receta te quedó prciosa, este me lo comería sin ningún problema. Nathalie(mundo bizcocho)

    ResponderEliminar
  9. ummmm, el bacalao creo que es el pescado que mas me gusta y este tuyo no veas que bueno tiene que estar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Son platos de toda la vida, de los que cuando recuerdas a las abuelas mientras que los pruebas se resbalan las lagrimas de melancolía, pero de los que no puedes pasar sin ellos.
    Gracias por no olvidar las tradiciones.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Se ve más rico el tuyo que el que hacía mi mamá. No lo he vuelto a comer desde la última vez que lo hizo, hace muchos años ya. Me trajiste recuerdos...
    También comí bacalao con cebollas rehogadas en una salsa de vino blanco, riquísimo, creo que se llama ¨a la vasca¨. Un beso,

    ResponderEliminar
  12. qué buenísimo tu bacalao, me encanta. Te ha quedado con una textura perfecta, no hay más que ver ese tenedor. Una receta excelente.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mayte qué ricos recuerdos! Gracias!

    ResponderEliminar
  14. Ya sabes que mi debilidad es el bacalao, me encanta de cualquier manera. Gracias por esta recetita, me la llevo...rapidamente! mil besos

    ResponderEliminar
  15. Que buen bacalao, madre mia!!! Deliciosisima se ve! Ideal ideal para dias de cuaresma y para cualqier dia especial! Tu receta va ser inolvidable de seguro tambien para nosotros! Dios te bendiga! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  16. Inmortales recuerdos, Mayte... Me encanta cómo te expresas y cómo cocinas. Besitos de domingo!

    ResponderEliminar
  17. mmmmm qué buena pinta!!
    Lo probaré!
    Un saludo,
    Rocio C.
    http://rocioconesa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. wow! que cosa más rica! que gran herencia que te dejó tu padre :)

    ResponderEliminar
  19. Es una de las cosas que mas me gusta de la cuaresma, es el bacalao De mil maneras, hasta desalado, sin más cogiendo tiritas, poco a poco. Esta receta tiene que estar para mojar pan, y lo mejor de todo los recuerdo. Estas recetas que tienen historia son de las mejores. Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Mayte, da gusto venir por este blog, se me acaban de caer dos lagrimas ahora mismo...Con lo que me gusta la cuaresma y sus platos típicos...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Tiene una pinta deliciosa este bacalao. Me encanta el bacalao, así que probaré con ella. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. jijiji! eres una artista Mayte!!! me gustan tanto tus recetas!!! siempre nos cuentas unos recurdos fantásticos!!! la receta es deliciosa, como siempre!!!! muchas gracias por participar!!!! esta vez era dificil para ti encontrar bacalao, verdad??? eres un encanto!!! millones de besitos guapa

    ResponderEliminar
  23. UmMMmmm!!! En mi casa se prepara de mil maneras el bacalao , aunque la verdad una receta muy parecida a esta es de las que más nos gusta, me encanta como enlaza con el del bacalao el sabor del tomate y el pimiento ...
    Un besito guapa!!!

    ResponderEliminar
  24. Me gustaría agradecerles antes de que termine el día sus palabras. Es un día marcado por la ausencia y siempre se hace un poco más dificil a momentos muy puntuales. Gracias por compartir sus recuerdos conmigo y su tiempo en cada comentario, no saben cuánto se los agradezco hoy más que siempre.

    Abrazos a repartir y buena semana!

    ResponderEliminar
  25. Fantástico este bacalao!! Supongo que aún más para ti, por estos boonitos recuerdos que te evoca.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  26. Mayte, se me ha hecho la boca agua!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Tengo unas ganas de comer bacalao, ya falta menos!;)
    Gracias por la receta, veo que al final lo pudiste conseguir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Seguro, seguro que estaba exquisito, a mí también me gusta mucho el bacalao, y esa salsita para mojar pan..

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  28. Bacalao, palabra mágica en casa, nos encanta a todos y de todas las maneras, este da gusto verlo, se ve increíble.

    ResponderEliminar

 Instagram

2010- © RÚSTICA|Todos los Derechos Reservados
Términos y Condiciones| Política de Cookies