Pan de Muerto con Natas


Los días de otoño sobre la colina se van dibujando lentamente entre las coníferas y arbustos que pueblan los caminos.  Hemos madrugado como cada lunes,  y mientras nos preparamos para salir,  le he contado a Sebastián un sueño extraño, que tuve la noche anterior.  Estaba en lo alto de la montaña que esta frente a nuestra casa, el viento se posaba sobre mi piel, una fila de luces centellaban como luceros encendidos en la noche, mis pies estaban húmedos, llenos de barro y tenía las manos llenas de flores, la sensación era de una soledad inmensa. Sebastián me acurruco en sus brazos y luego mee preparó un té  para tranquilizarme.  Una hora después, bajamos al pueblo, por las callecitas se sentía ya el ambiente festivo que esta por venir, las calaveras de azúcar, el copal,  y el cempasúchil van llenado las tiendas, en el mercadillo de artesanías,  ya están dispuestos los  altares que esperan a sus muertos para festejar su regreso.   La capilla  de la iglesia se llena de velas,  de oraciones que susurran buenos deseos y nostalgia, de luces tenues a pleno día que recuerdan las almas ausentes.  Los azahares de los limoneros brotan llenos de aroma,  como esperanza muda del recuerdo lleno de amor que se guarda por los difuntos.  Sebastian toma mi mano y la llena de flores amarillas,  caminamos cuesta abajo por la avenida principal, vamos a buscar las natas y naranjas para llenar de sabor el pan de muerto que nutrirá a los que cruzan entre la vida y la muerte cada año. 

Niqitoa ni Nesaualkoyotl: ¿Kuix ok neli nemoua in tlaltikpak? An nochipa tlaltikpak: san achika ya nikan. Tel ka chalchiuitl no xamani, no teokuitlatl in tlapani, no ketsali posteki. An nochipa tlaltikpak: san achika ye nikan.
Yo Nezahualcóyotl lo pregunto: ¿Acaso deveras se vive con raíz en la tierra? No para siempre en la tierra: sólo un poco aquí. Aunque sea de jade se quiebra, aunque sea de oro se rompe, aunque sea plumaje de quetzal se desgarra. No para siempre en la tierra: sólo un poco aquí.

 Nezahualcóyotl


PAN DE MUERTO CON NATAS

INGREDIENTES:
Porciones: 6-8 panes medianos. 
  • 650 gramos  de harina.
  • 6 gramos de sal.
  • 12-15 gramos de levadura seca activa.
  • 1 cucharada de ralladura de cítricos/naranja/limón.
  • 3 huevos grandes.
  • 50 mililitros de leche.
  • 250 gramos de natas.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 180 gramos de azúcar.
  • 10 mililitros de infusión de azahar/ 1 cucharada grande sopera.
  • Mantequilla fundida para barnizar.
  • 2 huevos batidos para unir los cráneos y canillas al pan.
  • Azúcar la necesaria para bañar los panes.
  • 100 gramos de harina extra.
**Para la infusión de azahar: 1/2 taza de agua  caliente, 10 gramos de azahar seco o 20 de azahares frescos. Mezclar y cubrir, dejar infusiones por 10 minutos antes de usar.

PREPARACIÓN:
  1. Mezclar harina, sal, ralladura y levadura seca activa.
  2. Formar un volcán y colocar al centro el azúcar, mezclar e incorporar la leche.
  3. Agregar los huevos uno a uno, uniendo todo con cuidado.
  4. Una vez todo bien unido, incorporar la mantequilla en cubos y las natas, amasar suavemente hasta integrar todo.
  5. Por último agregar la infusión de azahar.
  6. Amasar por 10 minutos hasta tener una masa suave y flexible.
  7. Cubrir y dejar doblar su volumen por una hora, en un sitio cálido.
  8. Separar 200 gramos de masa, incorporar 100 gramos de harina y amasar.  Con esta masa formar los "huesitos" o canillas, tomando porciones de 10-15 gramos, estirar hasta formar bastones y marcar cada canilla, presionando con la mano abierta, y rodando sumamente los dedos sobre la masa. Tomar porciones pequeñas de masa y dar forma a las bolitas o "cráneos".
  9. Con el resto de la masa, cortamos porciones de 80-100 gramos, barnizamos con huevo batido y colocamos las canillas y los cráneos sobre el pan, formando una cruz y colocando el cráneo al centro.
  10. Dejamos reposar en un lugar tibio por una hora más.
  11. Precalentamos el horno a 175ºC, y horneamos de 20-25 minutos o hasta que cada pan esté ligeramente dorado por encima.
  12. Retiramos del horno, y depositamos en una rejilla por unos minutos.
  13. Barnizamos con mantequilla fundida y bañamos generosamente con azúcar.












ANOTACIONES:
  • Pueden usar la harina de su preferencia, esta ocasión he utilizado harina todo uso.
  • La levadura seca activa, puede ser sustituida por  20 gramos de levadura fresca. Si alguien quiere usar masa madre, serán 280 gramos, y respetando los tiempos de reposo, que serán mayores, usualmente cuando utilizamos masa madre, los tiempos de reposo se duplican, así que pueden pasar de 2-3 horas entre cada reposo, para que la masa doble su volumen, también dependerá de las condiciones climáticas.  Recuerden que cuando hacemos un pan con masa madre, hay que controlar aún más las temperaturas para el correcto desarrollo de la masa. Aún así por el contenido de grasa de éste tipo de pan, recomiendo agregar 5 gramos de levadura a la mezcla, para ayudar a impulsar el volumen y textura de nuestros panes con éste método.
  • Pueden sustituir las natas, que son la capa de grasa que se forma, al llevar a ebullición la leche "cruda" o "bronca" como le llamamos en México, por 250 gramos de mantequilla, en caso de  no encontrar natas, o bien por 200 gramos de aceite vegetal de su preferencia.
  • El azúcar puede ser la de su preferencia, o incluso omitirla, o bien utilizar piloncillo/panela molida.
  • Sino tienen azahar, o infusión de azahar a mano, pueden sustituirlo con jugo de naranja.
  • La ralladura de cítricos puede ser de naranja o limón.
  • Si quieren ver la receta tradicional de éste pan, la receta la encuentran AQUI. 

Este pan dulce es toda una tradición el día de Muertos en México y para no dejarlo pasar, en ésta ocasión hice una nueva versión de los que ya tengo por Rústica, (la más tradicional  pueden encontrar aquí).  Como "novedad" este pan lleva natas, que aporta no solo un gran sabor, sino suavidad y un toquecito ligeramente húmedo que estoy segura les va a encantar, además que su preparación se reduce a dos horas o quizás menos si hace buen tiempo.   

Espero que disfruten mucho de esta versión, y que como cada año, nuestras costumbres y tradiciones se celebren con cariño y respeto, pero sobre todo rodeados de las personas que amamos.  Si les interesa saber más sobre esta celebración que tenemos en México y que es parte de nuestra identidad, les dejo éste artículo que preparé hace unos ayeres con mucho cariño, sobre el Día de Muertos, aquí.

Que tengan una semana llena de mucha salud, amor, y buena vibra.
GuardarGuardar

3 comentarios

  1. Pregunta: ¿la levadura seca activa se debe disolver en agua antes?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paola, no, en esta receta no es necesario activarla. Cómo les digo en la preparación, mezclas con la harina, sal, y ralladura cítrica.

      Saludos y buena vibra.

      Eliminar
  2. ¡Qué maravilla de bollitos Mayte!, tienen que estar de muerte y nunca mejor usada la expresión.
    Un beso reina
    Marialuisa

    ResponderEliminar

Instagram

2011- © RÚSTICA | Todos los Derechos Reservados
Términos y Condiciones| Política de Cookies