Scones con arándanos

Los días durante la primavera van alargándose, las noches se vuelven áridas, con las estrellas en lo alto y las copas de los árboles se agitándose nerviosas contra el viento, se escuchan los arrullos de los pájaros que duermen  y que luego despertarán  entre el revoloteo de las mariposas, como baño de vida que cada mañana los recibe.  Al amanecer se respira el aire puro, los pulmones se expanden entre los buenos momentos y los recuerdos que añoras en silencio, los días en el campo se vuelven ajetreados, las cosechas se van preparando y organizando el ir y venir de la recolección temprana.   Una de esas tardes, justo antes de la puesta de sol, Sebastián llego antes de lo acostumbrado a casa, traía una cajita de madera con arándanos rojos, regalo de un cliente inglés que exportaba e importaba fruta exótica alrededor del mundo.  Entramos a casa y mientras se servía un vaso de té helado, enjuague los arándanos, y encendí el horno, esa noche nos sentaríamos en la terraza a contemplar el paisaje, sentir la brisa suave, y disfrutar un par de scones recién horneados



Sonando bajito..."Un trago de tu vida".
SCONES CON ARÁNDANOS ROJOS

INGREDIENTES:
Porciones: 8 grandes
  • 300 gramos de harina.
  • 10 gramos  de polvo de hornear sin aluminio.
  • 120 gramos de azúcar de caña integral.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharada grande de ralladura de naranja (aproximadamente la piel de dos naranjas medianas).
  • 65 gramos de mantequilla  muy fría rallada o cortada en cubos pequeñitos.
  • 100-120 mililitros de leche fría.
  • 200 gramos de arándanos rojos frescos.
Acompañantes: crema fresca, queso, jaleas, y/o mantequilla.


PREPARACIÓN:
  1. En un recipiente amplio, mezclar los ingredientes secos: harina, levadura, azúcar, sal y ralladura de naranja.
  2. Incorporar la mantequilla, trabajando rápido, con las yemas de los dedos, hasta tener una mezcla arenosa.
  3. Incorporar de a poco la leche, hasta tener una masa suave que pueda unirse sin trabajo.
  4. Agregar con cuidado los arándanos rojos, integrando a la masa sin presionar demasiado.
  5. Formar una bola y refrigerar por 15 minutos.
  6. Pasado el tiempo de reposo en frío, estirar con cuidado con un rodillo previamente enharinado, hasta tener un circulo de unos 20 centímetros de diámetro.
  7. Con un cortador de masa o cuchillo plano, cortar en triángulos el círculo de masa extendido.
  8. Cubrir con un paño y mantener en el refrigerador mientras calentamos el horno por 10 minutos a 180ºC.
  9. Una vez pasados los 10 minutos, sacar los scones del refrigerador y hornear de  30-40 minutos, o hasta que la superficie de los scones, tenga el dorado deseado.
  10. Retirar del horno y pasar a una rejilla, dejarlos un par de minutos, y servir enseguida acompañados de crema, queso o mantequilla.












ANOTACIONES:
  • Pueden sustituir la harina por la de su preferencia, integral, sin gluten o de repostería, yo he utilizado harina normal de fuerza media con 9-10 gramos de fuerza aproximadamente.
  • El azúcar puede ser sustituida por 100 gramos de miel de su elección o su endulzante favorito.
  • La mantequilla pueden sustituirla sin problema por aceite vegetal en la misma proporción, si es de coco viene genial para el hojaldrado, en estado sólido, es decir cuando lo conservamos en frío.
  • Los arándanos rojos (cranberries) pueden cambiarlos sino los encuentran frescos por deshidratados, rebajando un poco la cantidad de azúcar o miel de la receta porque deshidratados son muy dulces. O bien por cualquier fruta de su elección arándanos morados(blueberries), fresas, o trozos de durazno, le vienen  muy bien.
  • Pueden barnizar los scones con huevo batido, a mi me gustan muy rústicos, y tampoco les doy mucha forma, solo los aplano un poco antes de cortarlos, pero si quieren que la superficie sea más uniforme, incorporar los arándanos rojos al final, cuando ya tengan la masa formada y cortada a su gusto, y colocar entonces arándanos por encima, hundiéndolos en la superficie de cada scone, antes de hornear.
  • Para acompañar pueden servirlos con crema fresca, queso crema o mantequilla, en lo personal, me gustan solos para acompañar una buena taza de té o tisana.
Los scones son panecillos que se consumen en Gran Bretaña,  la mayoría son de corte redondo, como un bisquet.  Son de origen escocés, dónde también se les conoce como bannock,   de forma triangular, que son los que más me gustan cuando los hago para diferenciarlos un poco en casa de los panecillos tradicionales.  Hoy quise compartirles esta receta que casi no ve la luz(perdí muchas fotos por un fallo en la memoria) pero al final pude traerla a Rústica, para que ustedes la disfruten tanto como nosotros en casa.    Esta receta esta inspirada por la película  "el hilo invisible",  dónde el protagonista pide en una escena destacada, un interminable y delicioso desayuno  a la que será su amante y musa  tormentosa, con scones incluidos.   Así que sin pensarlo mucho,  Mon (April´s Kitch)  y yo, decidimos jugar un poco y recrear un par de recetas motivadas por esta película, recomendable sobre todo, por ser  aparentemente el último trabajo de Daniel Day-Lewis.  Como sea, cualquier pretexto es bueno para saborear estos dulces  bocados  suaves y hojaldrados, que resaltan  en textura y sabor junto al toque sutil de acidez de los arándanos rojos, un pequeño capricho que no pueden dejar de probar en sus cocinas.  Espero que disfruten mi versión,   y que ésta semana venga llena de buenos momentos, pero sobre todo de mucha buena vibra para todos. 

7 comentarios

  1. Tienen que estar deliciosos, el aspecto es impresionante. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! La verdad es que quedan muy ricos, ojalá los pruebes!! Un abrazo y buena vibra!

      Eliminar
  2. Mayte, preciosa...qué buenos son los scones..y que bella es esta escena cuando el queda prendado por ella y pide ese suculento desayuno...que será un juego entre ellos para siempre, ya que ella le llamará "mi hambriento hombre" ó algo así creo recordar. Tengo que volver a verla, para que me queden los detalles con más precisión y fijarme en ellos. Pero volviendo a los scones, una receta fantástica, crujiente, sabrosa, que permite muchos juegos y que.... ayuda a empezar el día con ganas e ilusión. Las fotos, una vez más, me encantan. Besos preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mon!!!! Como el juego de fechas cambiadas!! La verdad es que los scones me gustan muchísimo y me parecía una escena preciosa, antes de todo lo que viene. Seguro te encantarán!! Muchas gracias por inspirar siempre con tus recetas tan hermosas, espero con ganas lo que vas a crear para esta película tan especial!!

      Un abrazo enorme con mucho cariño y mi mejor vibra siempre!

      Eliminar
  3. Se ven preciosos y seguro que estaban deliciosos!! Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi!! Cuánto tiempo, me alegra mucho leerte!! La verdad están muy ricos, yo repetiré receta con otras frutas seguramente. Un abrazo y mucha buena vibra!!!

      Eliminar

2011- © RÚSTICA | Todos los Derechos Reservados
Términos y Condiciones| Política de Cookies