Tortillas de Maíz



La mañana se llenaba de sensaciones y aromas en casa de mis Abuelos, café recién tostado, listo para ser molido, esperando el agua con canela y piloncillo en la olla de barro junto a otra más grande, donde los frijoles hervían como las pasiones y costumbres más antiguas.  Maíz desgranado listo para el nixtamal,  la Abuela esperando a tener listo todo para ir al molino con el Abuelo, y empezar a amasar y "tortear", para el almuerzo.  Volver a la serenidad del ir y venir por la cocina, a los jugueteos del Abuelo,  escuchar contar sus historias,  de como los Dioses se habían vuelto hormiguitas para llevar a los aztecas los granos de maíz y pudiesen alimentarse siempre, o de sus tiempos en el campo, cuando la vida era mucho más bonita y sencilla que en la ciudad.

Estar atenta  al comal enorme mientras "chillaba" contra las gotas de agua que la Abuela dejaba caer por encima, para saber si ya era hora de poner la tortilla inmensa y delgadita "torteada" con sus manos, ver inflarse la masa, hasta hace nada granos secos, alquimia pura rondando en cada parte de mi cocina, de mi memoria, pequeños grandes momentos dispersos entre mis propias manos, que dejan caer sobre el presente todo aquello que se tatúa apenas sin saberlo en la infancia, que vive dormido durante el tiempo, como esa leyenda de Quetzalcóatl, como el maíz hundido entre montañas, que son traídos cuando menos lo esperamos a nuestra vida, para seguir vibrando dentro de nuestras propias raíces.


Sonando Bajito..."Palomo del Comalito".




Tortillas de Maíz



Ingredientes :


  • 1/2 kg. de maíz seco.
  • 1 litro de agua.
  • 10-20 grs. de cal "viva" la venden en los mercados.





Preparación.

1º  Paso - Nixtamal{nixtamalli,(nahùalt): masa de maíz sin formar.}

  1. Diluir en el agua la cal.
  2. Incorporar el agua a los granos de maíz, notaremos que enseguida toman un color amarillo intenso.
  3. Vaciamos a una olla y dejamos cocer el maíz a fuego medio bajo sin llegar a ebullición por 3-4 minutos.
  4. Retirar del fuego y dejar reposar como mínimo ocho horas, yo suelo hacer este proceso cuando quiero tortillas recién hechas por la noche, y lo dejo reposar hasta el día siguiente.
  5. Al otro día enjuagamos el maíz en agua limpia, frotando contra las manos para desprender la cascarilla amarilla, pasamos por un colador y reservamos los granos limpios, que ahora volverán a su color blanco  por el proceso de nixtamalización.  Es necesario hacer este paso para, favorecer la absorción   de minerales y propiedades del maíz en el organismo, así como   la maleabilidad del grano molido para la elaboración de la masa.


Una vez que tenemos listo nuestro nixtamal,  sigue la molienda para obtener la masa, hay varios métodos que podemos usar, en el metate (si lo tienen, es un trabajo de fuerza física muy demandante), o un molino eléctrico y que yo no tengo la suerte de tener, así que tomo la tercer opción, que es ir a un molino o tortillería cercana y pedir que nos muelan los granos.

Y si llevan prisa, siempre se puede, comprar la masa directamente en el molino y/o tortillería, si están fuera de México y les es imposible conseguir masa, o hacer el nixtamal, más abajo les tengo la solución ;) .




2º Paso Amasado.


Una vez que tenemos nuestra masa, hecha en casa o comprada, vamos a darle una "amasadita", por lo general, se logra una masa compacta y hay que darle algo de humedad para lograr una masa más maleable parecida a una masa para galletas. Yo uso una media taza para un kilo de masa, pero es cosa de ir probando como siempre de menos a más.


Cuando tenemos nuestra masa lista, vamos a formar bolitas del tamaño deseado, yo lo hago a "ojo", pero para una tortilla regular, y si quieren pesar con una bola de 30-40 gramos bastará. Les recomiendo hacer de una sola vez todas las bolitas de masa y reservarlas siempre cubiertas, para evitar que la masa se reseque.



Esta es mi tortilladora, es la tercera en mi familia, y la traje de Michoacán (es una vieja tradición familiar comprarlas allá, ), la compre en un pueblito que esta cerca de Carapan(dónde venden uno de los mejores panes del mundo, doy fe),  porque las de metal, no me convencen, además que en la ciudad son infinitamente caras.  Estoy enamorada de las tortilladoras, me parecen un invento absolutamente mágico, para elaborar las tortillas de una forma rápida en casa, aunque claro sin son expertas/os como mis Abuelas, o mi Madre, que las hace "torteando" la bolita entre las manos, hasta formar una tortilla desde tamaño medio hasta enormes con una pizza...adelante, a mi me salen feúchas, pero alguna que otra vez las hago así, faltaba más! ;) 




3º Paso- "Torteado".


Me parecía algo muy básico poner un paso a paso de como usar una tortilladora, para mi es algo natural, porque hasta tenía una mini, cuando era pequeña para jugar, pero quizás alguien se pregunte como se use, y no esta demás, compartirlo. 

Vamos a necesitar dos plásticos pequeños o dos trozos de papel "mantequilla" o encerado para cocina del tamaño del cuadro de su tortilladora.

  1. Con las bolitas de masa formadas, el trabajo que sigue es sencillo, abrimos la tortilladora, colocamos en la base un trozo de plástico o de papel.
  2. Colocamos por encima la bola de masa, cubrimos con el otro plástico o papel y bajamos la tapa de madera de la tortilladora.
  3. Tomamos con la mano la palanca que queda frente y presionamos sobre la tapa de madera, de forma suave, pero firme.
  4. Levantamos la tapa, y retiramos el papel o plástico.
  5. Poner a calentar a fuego medio nuestro comal.





4ª  Paso- Cocimiento.



  1. Con cuidado tomamos de la base de la tortilladora la tortilla con el papel o el plástico debajo, y colocamos sobre la palma de nuestra mano con el plástico o papel hacía arriba.
  2. Retiramos con cuidado (no importa si se rompe un poco a veces me pasa, es natural si la tortilla es delgada),  y colocamos sobre el comal caliente. En casa a  unos les gustan delgaditas a otros más gruesas, así que yo hago una y una.
  3. Dejamos cocer sobre el comal un par de minutos, damos vuelta y dejamos otro instante, retiramos y guardamos cubiertas hasta el momento de consumir.


Sino tienen un comal, pueden usar cualquier cacerola antihaderente a fuego medio, así de paso también se aseguran de que no se pegue para nada, si es la primera vez que hacen tortillas en casa.  Ah!  si la tortilla se "infla" por el calor mientras se esta cociendo, en casa siempre decimos eso de: "te vas a casar pronto", si la "tortillera" es soltera claro, sino....tendremos un lío seguro. ;).  

**Gemma, me ha dado una idea que pondré en práctica en cuanto me deje el resfriado en paz, hacer las tortillas con un rodillo, prueben a hacerlas entre dos papeles encerados, con cuidado porque la masa es algo delicada, sino pueden hacerlo a la antigua entre las manos, pronto actualización, con los dos métodos.





Masa con Harina de Maíz {Plus}

Ingredientes:

  • 200 grs. de harina de maíz, yo use de la marca "maseca", porque sé que es la más comercial, fuera de México, sino pueden conseguirla a granel en cualquier tienda de especias y harinas, que es la que uso para hacer pan, bizcochos, o galletas en alguna que otra receta.
  • 1 taza y media de agua tibia.



Preparación:

Mezclar la harina de maíz que tengan a mano, con el agua tibia, hasta tener una masa similar a la de las galletas o costras, y que sea maleable, sin que se desbarate.  Pueden necesitar más o menos agua, así que recuerden comenzar de menos a más siempre, el procedimiento para hacer tortillas es el mismo que con masa fresca.

Las diferencias entre la masa fresca y la hecha con harina de maíz son principalmente en su sabor y consistencia, la masa fresca es mucho más suave y maleable cuando esta cocida la tortilla, mientras que la hecha con harina de maíz es un poco más dulzona y de consistencia rugosita en boca, pero es una de las mejores opciones cuando no podemos conseguir la masa, o el grano para nixtamal casero.




El maíz en mi tierra, es insustituible, y a pesar de la lucha con el maíz transgénico, aún se puede conseguir maíz fresco, o granos de secos de buena calidad, en cualquier punto del país.  En casa es un básico como en casi todas las de las familias mexicanas, es parte no solo de nuestras costumbres, sino de nuestra herencia cultural, lleva consigo una historia profunda no solo a nivel alimenticio, sino como origen, cada cultura, tiene a su dios del maíz, y cada una posee una leyenda que enriquece su existencia en México.

Uno de mis pasajes preferidos que habla de la creación del hombre, en la cultura quiché, esta en el  libro, Popol Vuh:  "De maíz amarillo y de maíz blanco se hizo su carne; de masa de maíz se hicieron los brazos y las piernas del hombre. Únicamente masa de maíz entró en la carne de nuestros padres, los cuatro hombres que fueron creados".





El maíz es vida,  palpita en nuestra sangre, nos acompaña cada día en la mesa, es ideal casi con cualquier guiso, caldo, y/o antojito.  Cuando estamos lejos, añoramos su sabor delicado y su suavidad, para mi la tortilla esta llena de memorias, de instantes llenos de dulzura y cariño, como estos "burritos" de masa que mi Madre nos hacía a mi y mis hermanos, enrollando la tortilla con una pizca de sal de grano y formando "orejitas" en uno de sus extremos, mientras esperábamos que sirvieran la comida, y jugábamos a ser adultos, soñando sentados a la mesa.


Más allá de cultura, de datos, de recetas,...la tortilla forma parte de mi historia personal, de mi familia y esta totalmente ligada a mis sabores más indispensables,  y hoy espero que la disfruten tanto como lo hacemos cada día en casa y que se animen a prepararlas (prometo que es más sencillo y menos laborioso de lo que se ve en el proceso), y saborear un trocito de mi tierra.




Buena Semana para tod@s, que esté llena de buena vibra, gracias por ser y estar, por compartir siempre sus delicias y momentos a través de su cocina.

50 comentarios

  1. Creo que junto con el mole este me ha parecido uno de tus post màs bellos y entreñables. Hoy has sido más Tita que nunca, y también me has traído a la mente el recuerdo de tus ancestros. Esas mujeres antiguas que, iban a moler y pasaban el día con la magia de la cocina.
    Es una entrada preciosa, llena de poesía, de magia, de sabiduría...Es fantástica.... me tienes totalmente hechizada y tan solo querría empezar el día de mañana elaborando estas tortitas del principio al fin. Pero .. la vida a veces no permite estos grandes saltos.
    La maquina de hacer tortitas me parece genial!!!!!
    La cal para ablandar el maíz no sé si puede comprarse para uso culinario aquí, sería lo mismo usar bicarbonato??? (no lo creo, pero se me ha ocurrido a voz de pronto!)
    Mayte una vez más me has cautivado. Felicidades!!!! que forma más bonita de empezar el día hoy... evocando una tortilla caliente para desayunar... mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que puedo decirte a ti que no sepas mi querida Abril...todo el cariño del mundo siempre. Y bueno, no, niña, definitivamente nooo vayas a usar bicarbonato, jajajaja, sino te pasará algo a lo Bridget. La cal viva hace un proceso químico al maíz que logra desbaratar la cascarilla, prueba a preguntar en alguna droguerìa o botica, acá la encuentras en el mercado, porque la de construcción tampoco la usamos para esto.

      Gracias a ti por compartir siempre desde el corazón.

      Eliminar
    2. jajaja, me encantó la mención Bridget!
      Buen Domingo!

      Eliminar
  2. Que curiosa la máquina que tienes para hacerlas, se ven estupendas.

    ResponderEliminar
  3. Que buen trabajo Mayte, hacia tiempo que no veia un post tan bien hecho, detallado y trabajado como este. Ademas me parecen deliciosas. Tengo uan tortillera pero es de aluminio y me es muy util :-) Besos

    ResponderEliminar
  4. Msyte me encantaris jacer estss tortillss.Mayte!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Que belleza, Mayte, porqué lo tuyo más que cocina es belleza, amor por lo que uno siente como propio, parte de si mismo, y esto es lo que me ha transmitido de entrada de hoy. Muchas gracias, guapa, eres tan bella!!!
    El artilugio de madera es realmente sorprendente, me ha gustado que nos lo mostrases, pero si no tenemos, que es lo más normal, jeje, nos vale un rodillo de cocina? Creo haber visto harina de maiz, esta http://cocina.facilisimo.com/foros/cocina/harina-de-maiz-precocido_767161.html en las estanterías del super. Es esta? De todas maneras preguntaré donde yo compro mi harina eco, a ver si tienen a granel. Y se cuecen sin aceite, verdad? Voy a provar, a mis hijos les encantan las tortitas rellenas, fajitas, y si las puedo hacer en casa ya no te digo.
    Muchas gracias, me ha encantado la receta de hoy! :)
    Un beso enorme, guapa! y gracias por tus palabras. Algun día, vete tu a saber, a lo mejor emprendemos un viaje juntas, la vida da vueltas, y vueltas y vueltas y no para, esto es lo hermoso de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gemma, linda, si es esa...te va a servir estupendamente, y si la consigues a granel pues mejor....se hacen sin aceite si, con el puro calor de la cacerola que vayas a usar. Yo creo que si, el rodillo viene bien, pero con cuidado porque la masa es frágil, y la pones entre dos papeles encerados, para que no se pegue...voy a hacer pruebas y subo fotos para que lo veas, en cuanto me deje el resfriado en paz.

      Gracias a ti, ojalá que así sea y el destino ruede para compartir juntas una "vuelta".

      Abrazo enorme.

      Eliminar
    2. jeje, ahora me releeia la receta y he visto que has puesto lo del rodillo! Ya te dije, tengo la harina, no la marca que te he mostrado, otra, pero creo que irá bién, la he comprado en el herbolario y es eco. De mometo esta tarde he hecho el pisto, super rico, y mañana provaré. De todas formas he comprado un paquete de tortillas de maiz que siempre compro por si a caso no me salen bién a la primera, pues a los niños les encantan y sería una decepción quedarnos sin cena, jeje! Muchas gracias y feliz fin de semana, guapa! gracias por tu siempre gran atención! :)

      Eliminar
  6. Mayte que bonito poder saber un poco mas de tu rico pais,un post lleno de sentimiento y que enamora la manera tan sublime de hacer las tortitas y esa rustica maquina es una gozada
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Impresionante esta entrada, y qué receta, fabulosa.

    Te han quedado unas tortillas de lujo que anotamos para probarlas, gracias

    besos

    ResponderEliminar
  8. Qué cosa más rica, qué delicadeza!!! Un placer disfrutarte Mayte...Maravilla!!!

    ResponderEliminar
  9. Preciosidad en estado puro son tus entradas.
    Gracias por mostrarnos el arte de las tortillas, un día de estos me pongo a tortillear ;)

    ResponderEliminar
  10. ¡Gracias preciosa!, gracias por compartir un pedacito tan rico de tu vida, gracias por tanta generosidad. ¡Qué hermosura de post!, cuánta dedicación, cuánto mimo y cuánta delicadeza. ¡GRACIAS!. Tengo un pisador de patacones pero es muy pequeñito para hacer tortitas, bueno... podría hacer mini tortitas ;D. Un besote grandote.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba a hacerlo con el rodillo entre dos papeles encerados...nunca lo he hecho pero puede que funcione o con las manos...ya les mostrarè como en cuanto me sienta mejor.

      Beso hermosa.

      Eliminar
  11. Ohhh que lujazo de entrada¡¡¡ No solo por las fotos que son maravillosas como siempre, sino por el contenido. Siempre he deseado preparar esas tortitas pero las "de verdad" y tu me has ayudado y me has dado el empujoncito¡¡¡. Me la llevo al completo.

    Y ese artilugio¡¡¡ No puedo, lo quiero ya, servirían tambien para preparar nuestros talos¡¡¡ que maravilla. Creo qeu se lo voy a encargar a mi hermana que está en DF. ¿A donde la mando a comprarlo Mayte?? Ja, ja,. Gracias por compartir¡¡ y que tengas un estupendo día preciosa. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja....Vir, gracias, ya te lo he dejado por tu blog, pero dile que se de una vuelta por el mercado de San Juan...hay de todo, supongo que tambièn puede encontrar la tortilladora ahí o al menos la orientaràn donde!

      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Mayte, que delicia de entrada!!! desde la cita con la que se abre, las fotos y todo el proceso, he intentado hacer varias veces tortillas de maíz (me enamoré de ellas hace años cuando visitamos tu país) con distintas harinas pero no se parecen nada, ahora tengo en la despensa un paquete de harina de maíz para tortitas, estoy emocionada, y quiero probarlo enseguida!!! El año pasado probé a cortar alguna mazorca, aquí plantan todos los años, pero eran blancas y me dio miedo comerlas, por si era para biocombustible, ahora todavía las plantas están bajas y no tienen mazorcas, esperaré para ver como es el de este año. Feliz semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Heva, me encanta que te haya gustado esta entrada y que hayas estado en México!!! Es verdad que el sabor no es igual al de la masa fresca, pero es una opción buena cuando no la consigues, hubo un tiempo acá que la masa estaba incomprable, y la harina de maíz fue entonces la salvación para muchos mexicanos....pregunta si son cultivadas orgánicamente y para que fin...cuando son cosechadas tiernas tienen un tono blanco y entre más maduran el grano es más amarillo, los tamales de elote los hago con mazorcas frescas, tiernas para la masa. Y para la masa siempre, hay que dejar el grano seco y luego nixtamalizarlo.

      Ya me contarás como han salido esta vez!

      Bonita vibra y mejor semana.

      Eliminar
  13. Precioso post lleno de recuerdos. Me has emocionado.
    Sobre las tortitas, pues nada que decir, sólo que las probaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Precioso... la historia, las tortillas y esa receta que guardo como oro en paño ya que no puedo comerlas de trigo y estas se ven perfectas. Besos

    ResponderEliminar
  15. las intenté hacer una vez y fueron un desastre, y que bueno el aparatito, yo tb lo quiero!! de lo más curioso! pero yo seguiré comprándolas por lo que te digo, no me quedaron nada bien!

    ResponderEliminar
  16. Menudo post cargado de buenas vibraciones, con esos recuerdos y esas anécdotas de las costumbres, una pasada.
    Y las tortillas, que delicia.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  17. Mayte, qué bonito post!!!
    Y si hay algo que me gusta de verdad, aparte de las tortillas, son los sopes. Me he pasado meses viendo cómo podía hacerlos aquí. Al final, la recompensa llegó de mano de una compañera de trabajo de México, quien me envío una "sopesera" de hierro (no sé si en realidad se dice así), y que deja la masa casi transparente sin apenas hacer fuerza. imagino que será lo mismo que tu tortilladora. De hecho, me temo que lo que me sale a mí son tortillas, porque no logro ningún parecido con los sopes. Aún así, reconozco que están de muerte.
    Yo no sabría hacer la harina (vaya trabajazo), pero utilizo la nixtamaliada Minsa, y la compro aquí en Madrid, en un sitio mexicano dónde tienen desde el queso de Oaxaca a los chiles frescos (a veces).
    A ver si consigo darle un toque mío a un relleno rico y bueno para presentarlas en un post. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!

      Tu sopesera, debe ser la tortilladora de hierro, luego te la enseño por el fb de rùstica, pero los sopes para que te queden bien, se hacen con las manos!! La otra semana, subiré unos para que veas como se hacen si me da tiempo, pero es sencillo, entre tus manos, aplanas la bolita de masa hasta que quede regordeta y de un tamaño medio. Espero ansiosa tus sopes!!

      Mucha bonita vibra.

      Eliminar
  18. Maytina, crei que no llegaba y esto no me lo podía perder!!!! lo de la cal viva me da un poco de "mieditis" y espero que a esa guillotina no le pongas una cuchilla, jajajajajaja, las fotos son espectaculares y la receta más, cada día te superas, bssss

    ResponderEliminar
  19. Me encanta tu blog Mayte y las fotos son impresionantes, da ganas de pegar un bocado a la pantalla!
    Beso

    ResponderEliminar
  20. Maravillosa entrada!! muy cuidada y con una delicadeza que ya me gustaria saber ami hacer algo asi!! que recuerdos me trasladan a mi infancia cuando hibamos con el maiz al molino de unas piedras enormes a hacer la molienda de unos sacos grandes que llenabamos de una harina que aun recuerdo el olor!! fabulosa entrada y las tortillas impresionantes!!...Besss

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué post más bonito, Mayte!!!
    Me ha encantado...
    La receta es la excusa o el motivo, no lo sé, pero es perfecta...
    Tu historia y la descripción son preciosos.
    ¡Besines, preciosa! Que tengas un bonito final de semana ;-)
    Aurélie

    ResponderEliminar
  22. Hola solete!, un placer leerte como siempre, ojalá y pudiera comerme una de esas tortitas en tu pais y en tu mesa, jajajaja, feliz día!

    ResponderEliminar
  23. ¡¡¡Qué preciosidad de post!!!
    Tan emotivo, tan vivo y con tanto sentimiento. No conocía el cacharrito ese de aplanarlas, ni mucho menos toda la elaboración, pero me ha parecido tan bonito y tan de agradecer que nos lo explicaras....maravilloso. Realmente me has emocionado :)

    Un saludín! :D

    ResponderEliminar
  24. En esta entrada de hoy, Mayte hay mucha carga sentimental y estoy segura de que tus abuelos estaban acompañándote de alguna manera cuando tú hiciste esta receta y cuando editaste la entrada. Me encanta el reportaje que has hecho, porque así lo he visto yo. No es una entrada corriente la de hoy porque con ella he aprendido muchas cosas que hasta ahora desconocía sobre las tortitas de maíz, su elaboración más autóctona y el nombre que reciben cada uno de sus procesos.

    La receta de las tortitas no es nada difícil de hacer; de eso no me cabe la menor duda. Lo difícil, quizás, es encontrar una harina de maíz que se pueda usar específicamente para que salgan unas tortitas muy del estilo de las tuyas, porque iguales va a ser imposible.

    Muchas gracias por deleitarnos con estos retazos familiares que han hecho que hayas bordado la entrada de hoy. ¡Enhorabuena!

    Un beso y feliz día desde España :))

    ResponderEliminar
  25. Leer esta entrada recién llegada de vacaciones es un auténtico regalo. Sabes como enamorar hasta en la cocina. tengo ganas de meterme entre fogones, y de hablar con una gran amiga. Feliz semana

    ResponderEliminar
  26. NOS ENCANTA!!! Hemos comido miles de veces estas tortitas... pero compradas hechas... pues somos muy 'fans' de cenar comida mexicana con los amigos...

    Pero con tu receta vamos a probar a hacerlas nosotras mismas!! Y con lo que nos gustan las masas... queremos probarlo ya!!

    Aunque con lo que nos quedamos es... con el aparatito para hacerlas!! Que maravilla!! Y que pena que por aquí no lo vendan... es chulísimo!!

    Saludos 'especiados'

    ResponderEliminar
  27. OHHH!!!! mi bella amiga linda!!! tu entrada es maravillosa!! ayer la lei desde mi móvil, pero volver a verla en grande y con calma me maravilló!!!!...es de esas recetas que se deben conservar por siempre..lamento que yo no podré hacer la masa con maíz de verdad, ya sabes que por aquí es muy difícil :( pero de seguro que intentaré hacer las tortillas con la masa harina que venden por acá :)..sin tortilladora no saldrán tan lindas, pero se intentará ;)
    espero que estés mejor de tu gargantita mi bella ..yo ahora subo a las nenas a la pisci, pero te mando un wasapito por si estás despierta :)
    loviu mi bella enfermita!!!!!!!

    OHH! adoré los recuerdos de tu abuelita y del comal que "chilla" para saber que es el momento de hacer la tortilla ;)
    loviu aún más!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias preciosa...por todo, por cada momento, por cada sensación eres un SOL lleno de vida!!!

      abrazo lleno de mi mejor vibra.

      Eliminar
  28. Lucen deliciosas estas tortilla. A mi y a mi esposo nos encanto tu tortillera de madera. Gracias por compartir esta enterada tan completa y bonita.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  29. He visitado tu blog y me quedo por aquí, tienes recetas muy interesantes, te invito al mio http://madamenaroa.blogspot.com/, saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  30. ARTESANÍA, TRADICIÓN, NATURALIDAD Y SABOR... cuatro cosas necesarias para llegar a las tortitas que nos muestras.
    MIL BESOS AMIGA... a disfrutarlas!!! :)))

    ResponderEliminar
  31. Me he quedado boqueabierto con el invento de la tortilladora, ¡¡es genial!! ¿no podría existir algo así para hacer hamburguesas??
    Estupenda receta y recuerdos, Mayte (no te he dicho nunca que escribes muy bien?)
    Un besote y buen fin de semana ;-)

    ResponderEliminar
  32. Hola preciosa :) vaya tortillitas ricas, a mi me encantan, y las relleno de todo cuanto se me ocurre. ESpero estés pasando unos dias preciosos llenos de color, besazo

    ResponderEliminar
  33. Muy interesante el primer método ....el aparatito facilita la forma y la finura .Las hago de vez en cuando sobre todo para cenas .Muy ricas,buen fin de semana besos.

    ResponderEliminar
  34. Muchísimas gracias a tod@s por compartir conmigo estos momentos y costumbres de mi tierra, me alegra ver que no solo acá disfrutamos de las tortillas, sino que su sabor traspasa fronteras y se funde en otras costumbres. Espero que lo hayan disfrutado tanto como yo al compartir con ustedes un trocito de mí y de México.

    Muchísima buena vibra para tos@s siempre.

    ResponderEliminar
  35. ¡Madre mía con lo que nos gustan las tortillas de maíz!... mmmm nos quedamos con la receta, justo el otro día estabamos buscando una .. y más auténtica que esa creo que no vamos a encontrar :D Muchas gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  36. mmm, qué de cosas nuevas. Y yo comprándolas siempre hechas... Eso si, tendre que hacer las de harina, que aqui el maiz seco no lo venden

    ResponderEliminar
  37. Recien te descubro!!
    Hermosas tus recetas fotografiadas con tanto amor

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. TORTILLAS A MANO

    “Se juntan las palmas y aplastan la masa, aplauden las manos, formando tortillas”.

    Al pie del metate,
    su corazón late,
    amasa la masa,
    las penas que pasa.

    Maíz nacional,
    bolitas, testal,
    sus manos aplauden,
    hermanas se funden.

    Torteando, torteando,
    con amor formando
    básico alimento,
    pierde hasta el aliento.

    El trabajo empeña,
    carbón, fuego, leña,
    fogón que me abraza,
    tortillas de casa.

    Van de mano en mano,
    quererme no es vano,
    mucho las orea,
    cariño desea.

    La braza de su alma,
    mi vida desarma,
    sudor es ferviente,
    el comal caliente.

    ¡Ichúskutas planas!,
    ansiosa, con ganas,
    las suelta, resuelta
    y vuelta que vuelta.

    Cocción prolongada,
    tlaxcallis sagradas,
    quedan bien blanditas,
    blancas, . . . azulitas.

    Algunas, que se inflan,
    después se desinflan,
    humeantes, deseadas,
    acaban delgadas.

    Corazón resiste,
    la pasión te asiste,
    guarda la receta,
    tersa servilleta.

    Pequeña esa manta,
    de reina, de santa
    que, con gran fervor,
    cubre ese calor.

    Tazcal, chiquihuite,
    tortillas, ¡banquete!,
    sus manos yo beso,
    juntas son un rezo.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México. Distrito Federal, a 1º de abril del 2006.
    Reg. INDAUTOR No. 03-2011-090913353800-14

    ResponderEliminar
  40. Las hice ayer y saboreé un autentico trocito de tu linda tierra. Creo que va a ser muy difícil volver a comprar las del super!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Instagram

2011- © RÚSTICA | Todos los Derechos Reservados
Términos y Condiciones| Política de Cookies