Mazapán de Cacahuate

Los veranos en el pueblo eran monzónicos, un día radiante y lleno de sol,  pasaba de la nada a vientos que soplaban de sur a norte y traían tormentas  que llenaban de momentos frescos y maravillosos los atardeceres.  Durante esas tardes, en que la lluvia nos sorprendía, nos gustaba prepararlo todo para recibir las tormentas, la chimenea encendida, el té listo para disfrutar de lluvia y algunos dulces o galletas.  A Sebastian le encantaban los mazapanes de cacahuate, así que siempre guardaba cacahuates molidos y bien tostados, para preparar unos cuantos, antes de tumbarnos en el sofá y dejar pasar el tiempo entre sus brazos.


Sonando bajito..."Love song".


MAZAPÁN DE CACAHUATE

INGREDIENTES:
Porciones: 10 
  • 300 gramos de de cacahuate molido y ligeramente tostado. 
  • 15 gramos de miel.
  • 20-30 gramos de azúcar glasé.
  • 20-30 gramos de piloncillo molido/rallado.
  • Sal de mar molida al gusto.


PREPARACIÓN:
  1. Separar 100 gramos de cacahuate molido en tres recipientes diferentes.
  2. En uno de los recipientes, mezclar una pizca  de sal de mar y piloncillo molido hasta tener una mezcla que se una al apretarla entre las manos.
  3. Hacer lo mismo con los dos recipientes restantes, incorporando en uno la miel y en el otro el azúcar glasé con una pizca de sal en cada uno.
  4. Una vez que se tienen las tres mezclas, se forman los mazapanes, con ayuda de cortadores de galleta redondos.  Esta vez utilice un molde de 6 centímetros de circunferencia.
  5. En una superficie plana, de preferencia lisa (pueden usar una charola de vidrio o cerámica grande), colocar los cortadores.
  6. Dentro de cada cortador, vaciar una o dos cucharadas de la mezcla de cacahuate que deseen, presionando hacia abajo con la ayuda de una cuchara, para compactar la mezcla y dar forma al mazapán.
  7. Dejar un momento dentro y luego con mucho cuidado empujar un poco el mazapán fuera del molde.
  8. Una vez formados todos los mazapanes, se pueden conservar cubiertos y a temperatura ambiente por un mes.  En el caso de los mazapanes con miel, pueden refrigerarse en un contenedor con tapa.

ANOTACIONES:
  • Para estos mazapanes he utilizado los cacahuates que quedaron al licuar la leche de cacahuate de la última receta, la pueden ver aquí.  Sino han aprovechado para hacer leche de cacahuate, pero tienen cacahuates a mano, solo basta con moler  en seco 250-300 gramos, en cualquier procesador o licuadora potente un par de minutos, para obtener un polvo fino o con tropezones del fruto, según su gusto.
  • Si solo quieren hacer los mazapanes en una versión, utilizar toda la cantidad de cacahuates molidos y tostados con 70-90 gramos de azúcar glasé o piloncillo molido y 40 gramos de miel, según la versión que elijan.
  • Esta vez utilice tres tipos distintos de endulzante, para que nadie se quede sin probarlo, los que llevan piloncillo/panela, los tradicionales con azúcar glasé, y los que tienen miel, que son más parecidos al mazapán europeo.  Cualquiera de las tres versiones son una ricura, en lo personal, los que llevan piloncillo han sido mis favoritos.  
  • En cuanto a la cantidad de endulzante, es solo como base, pueden probar y poner más dulce si les gusta así, o disminuir la cantidad, o incluso utilizar stevia o su miel de agave en crudo.
  • Los mazapanes pueden realizarse con cualquier fruto seco de su preferencia o una mezcla de ellos, también pueden jugar con los sabores, y agregar especias, como nuez moscada o canela.

El mazapán  de cacahuate es uno de los dulces más típicos de México, su origen sigue siendo un poco misterioso, porque se encuentra en diversas formas y sabores por todo el mundo. Se dice que pudo originarse en la antigua Grecia,  luego llegaron los romanos con su versión, y en oriente se cuentan historias sobre sus propiedades no solo nutritivas, sino afrodisíacas. A México llego de la mano de los españoles, (uno de los mayores productores de mazapanes en Europa), ya aclimatados en nuestra tierra, los adaptamos a nuestros productos locales y aquí nuestros mazapanes son hechos con cacahuate, absolutamente irresistibles y deliciosos.  Así que para  que nadie se quede sin probarlos,   les he dejado tres deliciosas versiones, para que cada cual elija su favorito.  Espero que los disfruten y que su semana venga llena de la mejor vibra para todos.

1 comentario

  1. Mayte me encantan los mazapanes, pero no los como por dulces, ahora que nos das otras opciones, me encanta la idea, probaré los de piloncilo, deben estar deliciosos.

    Abrazos bonita.

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario y publicarlo, en especial si eres ciudadano europeo, accedes al blog, y aceptas, voluntariamente compartir tus datos personales. Blogger es quien gestiona el acceso a tu cuenta, Consulta su Política de privacidad aquí. Para más información puedes leer mi Política de privacidad y aceptar los términos y condiciones aquí. Sino aceptas la política de privacidad, (sobre todo los ciudadanos europeos) no podrás comentar. en todo momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y/o supresión sobre tus datos. Para cualquier aclaración o duda, envía un correo a: maytte.g@gmail.com. Gracias.

2011- © RÚSTICA | Todos los Derechos Reservados
Política de Privacidad| Términos y Condiciones| Política de Cookies